HOBBIE: SURF

En un artículo anterior (https://cambiopositivope.wordpress.com/2019/03/03/surf-cambio-recontra-positivo/) comenté como el surf se ha vuelto un estilo de vida y como puede influenciar de manera positiva en la vida de las personas, hoy nos enfocaremos en como el vivir una vida surfeando afecta positivamente en nuestra aptitudes y actitudes, y siendo hoy en día el mercado laboral tan exigente, podría servir como un ventaja competitiva para los profesionales indicar como hobbie el surf en sus hojas de vida.

Personalmente y como profesional con más de 15 años de experiencia en RRHH (y más de 30 años como surfer), si veo un CV donde figura que el o la profesional tiene como hobbie el surf, inmediatamente relaciono determinados rasgos de personalidad que sé el surf desarrolla en las personas, por supuesto sin descartar realizar las pruebas correspondientes que toda contratación amerita. Definitivamente lo consideraría como un valor agregado en un CV.

Estas son algunas de las aptitudes y actitudes que a mi criterio el surf puede incorporar en nuestra vida:

Respeto: Una de las primeras experiencias que como surfers vivimos es la relación con el mar. Después de un tiempo en que has ganado la confianza suficiente para entrar y salir sin problemas, viene la primera lección, normalmente después de un buen susto, en el que dudas incluso de volver a entrar al mar. Con el mar estableces una relación a largo plazo, como una amistad, y siendo así amerita mucho respeto. La falta de respeto al mar puede costarte la vida.

Ese mismo respeto que desarrollamos hacia el mar nos lleva a ser respetuoso con las olas de los demás, así como hacer que respeten tu ola.

Perseverancia: Desde el inicio el surf es reto tras reto, primero para pararte, luego para surfear una ola, para hacer maniobras básicas, para perfeccionar las maniobras y luego a dejar volar tu imaginación y creatividad. Definitivamente si no eres perseverante no la haces, y siempre positivo sino no hay perseverancia.

Meditación: La sesión de surf genera una desconexión por completo de nuestro día a día, brindándonos la oportunidad de ver desde afuera nuestra actividad, de cuestionarnos y hacer una introspección sobre nuestro comportamiento. La flotación que experimentamos mientras surfeamos influye mucho, relajándonos mientras esperamos la siguiente ola.

Concentración: No hay forma que surfees una ola y no estés concentrado. Es algo que capta tu concentración 100% y te desconectas de todas tus cosas fuera del agua, lo cual es super bueno y saludable para luego retomar todo con otra perspectiva, de seguro nuevas soluciones y opciones para afrontar los problemas.

Agilidad física y mental: El surf es un deporte muy completo que físicamente fortalece mucho a nuestro cuerpo. Pero no sólo eso, también se ha demostrado que mejora la salud mental para afrontar el stress del día a día, la ansiedad (control emocional), y la toma de decisiones. El surfer desarrolla una conexión física y mental dada la coordinación en tiempo y espacio que exige el surfear una ola, cosa que se va logrando con el tiempo.

Controlar el miedo: La pasión nos lleva a aprender esto, ya que a veces nos hace perder el respeto hacia el mar como mencionamos arriba. El miedo es una emoción que siempre está presente al enfrentar nuevos retos, sino lo aceptamos, analizando su origen y nuestras capacidades, así como lo que vamos a arriesgar, las consecuencias pueden ser muy graves. En el caso del surf lo experimentamos al enfrentar una ola grande de mucha fuerza, o escenarios complicados como olas sobre arrecifes o frente a piedras.

Buena vibra: Las sesiones de surf tienen la cualidad de dejarnos relajados, alegres y positivos, por el ejercicio y la energía especial del mar. Me atrevo a asegurar que no hay nadie que después de salir de un tubo no esté en un estado de éxtasis y alegría única, que no transmite otra cosa que buena vibra. El tubo es algo difícil de lograr, pero si crees que nunca has experimentado algo que sin que puedas evitarlo te hace temblar de la emoción, ponte como meta logar meterte un tubo, no hay pierde.

Camaradería: No hay como una buena sesión de surf y que haya sido compartida con tus patas, es una experiencia inolvidable que definitivamente refuerza los lazos de amistad.

Empatía: Una de las cosas más lindas del surf es ver a tu brother haciendo algo increíble, metiéndose un tubazo y disfrutarlo como si estuvieras en sus zapatos. No hay otra.

Legado: Otra gran satisfacción del surf es poder enseñarle a alguien a hacerlo, y sobre todo que descubra esa pasión por el surf, ahí el retorno es invaluable y de por vida.

Sensibilización: En la protección del medio ambiente, nos da tanta satisfacción el mar que no podemos responderle de otra forma más que protegiéndolo y esto ya nos genera una consciencia de cuidado del medio ambiente en general. Como surfers es nuestra responsabilidad protegerlo.

Para complementar lo dicho, les comparto un par de artículos al respecto:

Acá siempre vamos a hablar de aportes positivos, todas estas características para que sean aplicadas dependerán de cada persona. Por supuesto que habrá surfers que no sean un ejemplo de todo lo mencionado, pues entre gustos y colores no han escrito los autores, y antes que nada está la responsabilidad de conocerse bien uno mismo. Para los que no son surfers y les llama la atención este deporte, pues ya saben todo lo que puede aportar en su vida profesional y en general.

¡Buenas olas y buenas vibras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .